Cómo mejorar la velocidad de carga de tu web para el SEO

mejorar la velocidad de carga de tu web

Cuando entramos a una web en busca de algo queremos obtener una respuesta rápida,¿verdad? Seguro que alguna vez una página a la que querías entrar ha tardado en cargar más de lo que tu considerabas como aceptable y la has abandonado, ¿a que sí? La velocidad de carga de una web es muy importante para tu negocio. La conclusión, incluso antes de empezar el post ya te adelantamos que va a ser mejorar la velocidad de carga de tu página web. Pero si quieres saber cómo hacerlo, sigue leyendo 😉

Por qué es tan importante la velocidad de carga de tu web

En primer lugar porque con lo que cuesta conseguir visitas cualificadas en la página web, si llegan y se van tal cual porque no carga la web, estaremos tirando nuestro tiempo y esfuerzo a la basura. Y en segundo lugar, porque Google, quien determina si mostrar tu web al mundo o enterrarla en la última página de búsqueda, quiere sitios rápidos y usables para poner en las primeras posiciones.

Cómo medir la velocidad de carga de tu web 

Lo primero que tienes que hacer para reducir el tiempo de carga es conocer cuál es tu situación actual. Para ello existe una sencilla herramienta de Google que te permitirá saber cuánto tiempo tarda tu web en cargarse Page Speed Insights

Esta herramienta te dará una puntuación de 0 -100 para el dominio que introduzcas

  • de 0 a 49 sería una web lenta
  • de 50 a 89 tendría una velocidad normal
  • de 90 a 100 sería una web rápida

Page Speed además te da dos puntuaciones diferentes, una para la versión móvil y otra para la versión ordenador. En ambos casos te dirá qué aspectos modificar para reducir el tiempo de carga.

Cómo mejorar la velocidad de carga de tu sitio web

1- Optimizar las imágenes

Las imágenes, bueno, más bien su tamaño, suele ser uno de los fallos más comunes que ralentizan una web. Asegúrate de que subes las imágenes con el tamaño al que se van a mostrar y no más grandes. Optimízalas al máximo para que no pesen excesivamente y no te veas penalizado por este asunto.
Puedes utilizar herramientas como GIMP o Tiny.png

tiny.png optimiza tus imágenes

2- Calidad del alojamiento web

Este factor no puede ser controlado plenamente por tí, pero existen muchas opciones en el mercado entre las que elegir. Como consejo te diremos que ahorrarse unos euros al año en el hosting te puede salir bastante caro. Normalmente los alojamientos que son muy baratos ofrecen poco ancho de banda y por tanto la web carga muy lenta.

3- Los plugins importan

Es cierto que los plugins nos facilitan la vida, pero también te pueden ralentizar la web. Sobre todo, en wordpress, cuantos más plugins tengas instalados más tardará en cargar la página. Eso es un hecho. Por eso, instala los que sean realmente necesarios. Con este plugin, P3 Plugin Performances Profiler, puedes ver el tiempo que tarda cada uno en cargarse. Quizás merezca la pena quitar alguno si tarda mucho en cargarse.

También hay plugins que mejoran la velocidad de carga, como los que borran la caché, la verdad es que son un buen aliado .

4- Elige bien la plantilla

Las plantillas de WordPress están formadas por ficheros (PHP, CSS, javaScript…) que pueden ralentizar la velocidad de carga.
Cuando vayas a elegir una plantilla comprueba que estén catalogadas como rápidas y que además estén optimizadas para SEO.

5- Diseño responsive para mejorar la velocidad

Es imprescindible que tu web se adapte a cualquier dispositivo. Comprueba que la plantilla que utilizas sea adaptable y que ofrece una fácil navegación y usabilidad en todos los dispositivos.
Una web que tarda 15 segundos en cargar en su formato móvil desemboca en una mala experiencia del usuario, lo que se traduce en una penalización por parte de Google.

Conclusión

Si quieres tener papeletas para que Google te elija para mostrarte en la primera página debes controlar todos los aspectos que hemos comentado anteriormente. Si tu web es rápida en cargar, las personas que te visiten tendrán una buena experiencia de usuario y eso le encanta a Google. Así que revisa las imágenes de la web, comprueba que la versión móvil de la web funciona como un tiro, utiliza los plugins realmente necesarios, verifica que el código HTML que utilizas es limpio, ordenado y que no haya fallos en la programación.

Si necesitas asesoramiento o simplemente quieres mejorar tu web…